Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

CON OTRA VOZ, ANTOLOGÍA EN LA QUE APARECE UNO DE MIS POEMAS

Imagen
Uno de mis poemas ha sido seleccionado para formar parte del poemario "Con Otra Voz", libro colectivo editado por la LATIN HERITAGE FOUNDATION , organización radicada en Estados Unidos y dedicada a la preservación y promoción de la cultura latina. Es un honor, y también una sorpresa, que hayan contado conmigo para   aparecer en esta antología junto a grandes poetas hispanos actuales. El libro ya está a la venta en Amazon .

MEME. LO MEJOR DEL 2010

Hace unos días Menchu Garcerán, estupenda escritora y buena amiga, me invitó a participar en un juego de preguntas y respuestas llamado “MEME, lo mejor del 2010” y que trata tus lecturas en el pasado año. Gracias, Menchu. Vamos a ello. 1-¿Cuál fue el mejor libro que leíste en el año 2010? En primer lugar he de decir que este año no he podido dedicar todo el tiempo que me gustaría a la lectura pues lo he pasado enfrascada en mi nueva novela La máscara del traidor. También y por ello, de los veintitantos que he leído, la mayoría han sido históricos con el fin de documentarme sobre el primer tercio del siglo XIX en España. Y de todos ellos el que más me ha gustado ha sido El asedio, de mi paisano Arturo Pérez Reverte. Un libro brillante, complejo, de prosa ágil y perfectamente documentado. 2-¿Cuál fue la mejor trilogía o serie o saga que leísteis en el año 2010? Completa, ninguna. He leído La caída de los gigantes, de Ken Follet, el primero de una trilogía que aún está por escr

UN REGALO DE REYES

Imagen
Os dejo un corto relato, algo “picante”, como regalo de Reyes. Espero que os guste. LA CITA DE LAS DOCE Paula estaba nerviosa; tenía una cita. Había quedado con David esa misma noche, a las doce en punto, y desesperaba porque los minutos pasaban demasiado lentamente. Aún faltaba casi una hora y pensó en hacer un poco de ejercicio para aliviar la tensión que la espera le estaba provocando. Decidió colocarse las bolas chinas mientras pedaleaba en el stepper. Quería estar bien dispuesta para cuando llegara el momento, pero tuvo que abandonar apenas unos minutos después. La vibración de las bolas en su interior, intensificada por los movimientos, le provocaba tal excitación que apenas pudo contener el deseo de marcharse directamente al baño y procurarse el desahogo que tanto estaba retrasando. Resistió. Había prometido esperarle y ella, casi siempre, cumplía sus promesas. Volvió a mirar el reloj. Las 23:25, hora de comenzar a prepararse para la cita. Quería disfru
Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube

SOY MIEMBRO DE