01 julio, 2019

MINIRELATO PARA UN CÁLIDO VERANO 2019

Comienza julio y con él las vacaciones para muchos. Espero que las disfrutéis y, si puede ser con una historia romántica en vuestras manos, mucho mejor.
Por mi parte, aprovecharé estos dos meses de vacaciones para terminar proyectos pendientes, leer mucho y descansar todo lo que pueda para regresar con las pilas cargadas al máximo. Lo voy a necesitar porque ya os adelanto que hay dos sorpresas para septiembre/octubre.  
Mientras, os dejo un relato corto de temática erótica que resultó finalista en un concurso organizado por la editorial La Fragua del Trovador, y que apareció en una de sus antologías.

¡Feliz verano!

AMANTE IMPROVISADO

 Corrió hacia el andén. No podía perder el tren o llegaría tarde. Tuvo suerte y entró antes de que la puerta se cerrase. El vagón estaba atestado de gente, como siempre a esa hora.

Se apoyó en una de las barras verticales para conservar el equilibrio y, de  inmediato, sintió un cuerpo pegado a su espalda. La respiración se le aceleró al sentir una cálida dureza rozándose contra sus nalgas. Abrió un poco las piernas y se pegó más a la barra, para que esta presionase su pubis. Cerró los ojos y se concentró en sentir. Aquella dureza parecía incrustarse en su trasero, frotando y presionando con destreza, lo que hacía que su clítoris se masajeara también de forma enloquecedora. El orgasmo no tardó en llegar, provocándole un gemido que no pudo ahogar.
Antes de bajar del tren, giró la cabeza y miró a su improvisado amante.  Sus labios pronunciaron un silencioso: gracias. 
                                                             
                                                                                   © Amber Lake. Todos los derechos reservados

No hay comentarios: