19 octubre, 2009

CONCIENCIÉMONOS

Hoy es el Día Internacional del Cáncer de Mama y no quiero dejar de recordarlo en este espacio.
Esta terrible enfermedad, que afecta mayoritariamente a las mujeres, continúa provocando la muerte de muchas personas al día a pesar de los grandes avances científicos de los últimos años.
Con esta fecha, lo que se intenta es concienciar a las mujeres de que la detección precoz aumenta las posibilidades de curación.
La mamografías regulares y, sobre todo, la autoexploración son esenciales para detectarlo prematuramente y conseguir disminuir sus peores consecuencias.
Hace unos meses perdí a un ser querido por esta enfermedad. En esos momentos de dolor y desolación dediqué a su memoria unas palabras que, al menos, contribuyeron a liberar parte de la rabia e impotencia que sentía en mi interior. Desearía no tener que volver a repetirlas.


 A JULIA, IN MEMORIAM

Te fuiste resignada, valiente, como tú eras
llevándote parte de nuestros corazones.
Te fuiste serena, callada, como viviste
dejándonos tu recuerdo, añorando tu presencia.
¡Maldigo a la Negra Guadaña, inflexible, traicionera,
que no quiso concederte la merecida prórroga!
Te fuiste deprisa, inesperadamente,
y el vacío de tu ausencia nos oprime.
Cerraste los ojos lentamente y te fuiste,
como en un sueño, dulce, apacible.
¿Algún día esta pena, profunda, agotadora,
será capaz de darnos una tregua?
Te fuiste, Julia, te fuiste.

© Fuensanta Vidal. Todos los derechos reservados.